AGUA Y HUELLA HÍDRICA

AGUA VIRTUAL. HUELLA HIDRICA. ODS. ¿CÓMO REDUCIR NUESTRO CONSUMO DE AGUA?. HUELLA HIDRICA EN INDUSTRIAS. HUELLA HIDRICA DE NUESTROS PRODUCTOS

El agua es indispensable para la vida, y su calidad es un tema que preocupa por su repercusión en la salud humana y el ambiente.

De toda el agua que hay en el planeta, solo el 2,5% es agua dulce. Y dentro del 2,5%, sólo el 0,3% está compuesto por ríos, lagos y arroyos. El resto del agua dulce, es subterránea o está congelada en glaciares. 

Es decir que el 0,007% del agua del planeta es la que está disponible para el consumo humano.

Acá en Bariloche, el lago Nahuel Huapi es parte de ese 0,007% de agua disponible para nuestro consumo y recreación. Reflexionemos sobre lo afortunados que somos al estar frente a una masa de agua dulce tan grande.

 

Además de este lago, el Parque Nacional Nahuel Huapi cuenta con una extraordinaria abundancia de lagos, lagunas y otros ambientes acuáticos. El hecho de que el Parque está rodeado de poblaciones es una amenaza a la hora de hablar de su conservación, el continuo crecimiento poblacional y económico de estas localidades conlleva una presión permanente sobre la sustentabilidad del área protegida.

Los bosques son esenciales para el mantenimiento del agua dulce, una cuenca hídrica es un área de terreno que drena agua en un punto común: los bosques del PNNH funcionan como una gigantesca esponja que, de diversas maneras, regulan el flujo de las aguas de los ríos y preservan su calidad.

Con sus sistemas de raíces, los árboles extraen agua de zonas profundas del suelo. Esta reserva subterránea y constante de agua es liberada lenta y gradualmente por los árboles, ayudando a evitar las inundaciones y sequías estacionales. Sin árboles que distribuyan este agua, el clima en muchas regiones sería más seco. 

Los bosques son los grandes protectores del suelo y de la distribución del agua.

 

Todas nuestras actividades impactan en el ecosistema acuático directa o indirectamente.

Es importante hacer un uso sustentable del agua. Esto significa no usar más de la que se puede reponer. Y cuando hablamos de uso, pensemos: ¿En qué la usamos?
La usamos para hidratarnos, para limpiar (lavar platos, ropa, pisos), en nuestra higiene personal (hoy más que nunca), regar las plantas, cocinar, obtener energía (en las represas o fracking).

Cualquier actividad que realicemos implica uso de agua. Incluso hacer las compras. ¿Por qué?

Existe un concepto llamado AGUA VIRTUAL. 

El agua virtual es el volumen total de agua utilizada directa e indirectamente para la elaboración de un producto durante toda la cadena de producción. 

Incluye tanto al agua que contiene el producto como la cantidad de agua que demandó su desarrollo. Se dice que es virtual porque su totalidad no está presente en el producto final (no la vemos, es “invisible”). 

Por ejemplo, comprar un tomate implica que ese tomate fue cultivado. Su cultivo implicó el riego desde que fue semilla hasta que se hizo fruto. Luego, se transportó hasta algún lugar para su comercio, lo cual también implica uso de agua. Incluso el tomate contiene agua en sí mismo. Toda esa agua que no forma parte del tomate pero que fue usada para su producción y transporte (porque para la extracción del petróleo se usa agua), es a lo que llamamos agua virtual. 

Tengamos en cuenta que para obtener carne, el uso de agua es mucho mayor: se necesita agua para producir los alimentos que les daremos a las vacas, para que beban las vacas, para su traslado, para su saneamiento.

 

¿Y para producir un jean? las telas se lavan muchas veces, se tiñen con colorantes diluidos en agua, y además todo esto cuanto es desechado contamina el agua, lo cual hace que deje de ser potable.

 

¡¿Sabías que incluso existe un comercio de agua virtual?! Para que aquellos países que no cuentan con suficiente agua en sus tierras (no es el caso de Argentina) puedan obtener alimentos producto de ganadería y agricultura importando de los países que sí pueden cultivar.

HUELLA HÍDRICA (HH)


La huella hídrica es un concepto que sirve como indicador del impacto del consumo humano sobre los recursos hídricos. De esta manera podemos conocer la cantidad de agua utilizada o contaminada para producir los bienes y servicios a lo largo de toda la cadena de producción. Podemos calcular la HH por persona, país, región o producto.  

 

La HH tiene 3 componentes, está la HH azul, la HH verde y la HH gris

  • HH azul: volumen de agua superficial o subterránea (es decir de fuentes naturales) evaporada o incorporada a un producto. 

  • HH verde: volumen de agua de lluvia, nieve o deshielo evaporada o incorporada a un producto.

  • HH gris: volumen de agua contaminada en el proceso de elaboración (por ejemplo, cantidad de agua que se usa para diluir contaminantes). Se calcula como el volumen de agua requerido para diluir los contaminantes de forma que la calidad del agua permanezca por encima de los estándares de calidad vigentes. 

 

La diferencia con el agua virtual, es que la huella hídrica es aplicable a una persona/país/región/producto, mientras que el agua virtual solo es aplicable a un producto. 

 

Podés calcular tu HH ACÁ


OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE


 Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son parte de una iniciativa de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Son 17 retos cuyo fin es erradicar la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todos las personas del mundo sin distinción gocen de paz y prosperidad.

Dentro de los ODS hay uno dedicado al agua:

ODS 6: AGUA LIMPIA Y SANEAMIENTO


Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos. El agua libre de impurezas y accesible para todos es parte esencial del mundo en que queremos vivir. Hay suficiente agua dulce en el planeta para lograr este sueño.

 

Nuestra ciudad necesita agua potable para que quienes vivimos en ella tengamos salud y bienestar, pero también dependemos de su calidad para mantener nuestra economía. Al depender del turismo, tenemos que cuidar los atractivos naturales. 




 

  •  Cuando hablamos de contaminación del agua, nos referimos a cualquier modificación, natural o artificial, que directa o indirectamente cambia la calidad del agua y perturba o destruye los recursos naturales. Puede causar riesgos sanitarios, reducir el bienestar del hombre y de las comunidades acuáticas y perjudicar el mejor uso del agua actual o potencial.

 

¿Qué hacer para reducir nuestro consumo de agua (y así nuestra huella hídrica)? 

 

Es esencial reducir el consumo en general y desechar los residuos responsablemente, de esta manera estás ayudando a que el agua no se contamine.

 

Reduciendo la cantidad de residuos que llega al vertedero, colaboramos a que los lixiviados (líquidos formados por la reacción, arrastre o filtrado de los residuos) sean menos, y se movilice una menor cantidad por escorrentía. Esto es muy importante, porque los lixiviados suelen contener sustancias tóxicas y contaminantes que al llegar a los cuerpos de agua representan una amenaza para los seres vivos y para nosotros, ya que pueden afectar  nuestra salud. 

Haciendo compost en nuestras casas podemos reducir el volumen de lixiviados, y así reducir la cantidad que llega por escorrentía a los lagos, arroyos, etc. 

 

Además, los residuos sólidos también son un problema, en particular los plásticos. Los plásticos no se degradan, solo se fragmentan en partes más pequeñas, hasta partículas microscópicas como son los micro y nanoplásticos.                     

Estos plásticos minúsculos al ser tan livianos tienen una capacidad de movilización enorme, por lo que además de estar en el suelo o en el agua, pueden estar en el aire y así podemos respirarlos.
En el agua el problema es grande, porque hay muchos organismos filtradores que no distinguen a los microplásticos de otras partículas, y los ingieren. Así, los microplásticos se van biomagnificando (es decir, se van “moviendo” dentro de la red trófica del sistema acuático, llegando en concentraciones importantes a los animales que están por encima) y afectando a toda la vida presente en los cuerpos de agua.

 

Además podemos tomar las siguiente medidas:

  • Cuidar el uso: cerrá las canillas cuando no necesites agua, tomá duchas cortas, apagá el riego si sabés que va a llover.

  • Aprovechá el agua de lluvia.

  • Sé consciente de tus residuos! Elegí detergentes, shampoos, acondicionadores, jabones biodegradables. 

  • Hacé lavados de ropa solo cuando es necesario, y siempre que el lavarropas esté lleno. 

  • El tipo de comidas que consumes: es mejor comer hervido antes que frito, porque el aceite usado para freír contamina muchísimo el agua. Consumir menos carne, ya que es de los productos comestibles que más agua precisa.

 

En contacto con la naturaleza:

  • Si salis a caminar o vas a la playa no hagas tus necesidades cerca de fuentes de agua para que los lagos y lagunas se mantengan puros, lo recomendado es mantener 50 mts de distancia.

  • Cuando estés de campamento lavá la vajilla a 50 mts de las fuentes de agua, llevando agua en un recipiente.



HUELLA HIDRICA EN INDUSTRIAS

Cada industria genera una huella hídrica diferente.

 

En la industria textil una de las materias primas más usadas es el algodón. 

El cultivo de algodón es el que más consumo de agua tiene en toda la industria textil. Además, en las plantaciones se usan muchos pesticidas, por lo que el agua utilizada para el riego, arrastra gran cantidad de pesticidas y herbicidas que se acumulan en el suelo o viajan a los ríos y el el mar y los contaminan.

 

Una vez cosechado el algodón (u otra materia prima sintética), se realiza la producción de las prendas. Aca no solo se utiliza mucha agua, sino que también para transformar la materia prima en telas, o para el acabado de las prendas se utilizan alrededor de 8,000 químicos sintéticos, muchos de los cuales acaban en los cuerpos de agua, contaminándola y limitando el acceso de la población a agua potable.

 

Una vez que la prenda ya está lista, y vos la compras, la usas y la lavas miles de veces, eso también consume una gran cantidad de agua, y produce contaminación de la misma por los químicos de los detergentes/jabones que usas para lavarlas.

Además, las prendas sintéticas desprenden con el lavado microplásticos y microfibras, los cuales terminan contaminando lagos, ríos y océanos.

 

En un estudio hecho por Levi 's, donde se analizó el  Ciclo de Vida de un par de jeans y su consumo de agua demostró que un 68% de la huella hídrica proviene de la producción de fibra y un 23% del cuidado que cada consumidor le da al producto.

 

Por otro lado, en la industria alimentaria se calcula que consumimos 3.496 litros de agua por día y que el 92% de nuestra huella hídrica está relacionado con lo que comemos. 

La producción de carne gasta más agua que la de granos, verduras y frutas, ¿por qué la carne tiene asociada una huella hídrica total mayor? 

 

  • Porque la producción de carne implica alimentar y saciar la sed del ganado durante su crecimiento. Los animales se alimentan con productos vegetales (generalmente a base de soja), los cuales necesitan una gran cantidad de agua para producirse. Además se consume agua para el saneamiento de los lugares donde se crían, para conservar los alimentos y para el transporte.

 

  •  Se estima que en promedio, la huella hídrica asociada a 1 kg de carne vacuna es de 15.000 litros. Mientras que para para generar un kilo de verdura en general se usan 300 litros, o para un kilo de fruta se usan 1000 litros.

 

  • Las maquinarias industriales también usan enormes cantidades de agua. Por ejemplo, para producir un kilo de chocolate se usan unos 17.000 litros

 

Si te interesa saber cúal es la huella hídrica de cada alimento, podés averiguarlo en la app weeatwater.

 

¿Y qué sucede con la huella hídrica de los productos materiales que usamos diariamente?

 

Saber la cantidad de agua necesaria para fabricar los productos básicos que nos rodean es esencial para medir nuestro consumo y ayudar con la conservación del agua.

 

La fabricación de productos plásticos tiene una huella hídrica alta, se necesitan 166 lt. de agua para producir 1 kg. de plástico. Sólo para producir una botella de plástico se necesita al menos el doble de agua que la que contiene dentro.

 

Si vemos únicamente los productos de higiene personal que usamos, podemos ver que hay mucho plástico involucrado en ellos, y muchas veces es solamente utilizado para contener los productos que en verdad queremos. Además muchos tienen algodón, que también es una de las materias primas que más agua utiliza en el total de su producción.


 

 Hay muchos productos a los que podemos reemplazar que tienen una huella hídrica mucho más amigable; por ejemplo:

  • toallitas femeninas por toallitas de tela reutilizables.

  • tampones por la copita menstrual.

  • el shampoo en botella por un shampoo sólido.

  • pañales descartables por pañales de tela reutilizables.

  • el algodón para uso cosmético por discos de tela.

  • cepillo de dientes con mango de plástico, por cepillos de bambú.

  • rasuradora de plástico por una rasuradora de metal. 

  • hisopos de plástico por hisopos de madera.

  • pasta de dientes y desodorantes en envase de vidrio, que se pueden reutilizar y reciclar más fácilmente. 

  • peine de plástico por un peine de madera.

 

Para reducir nuestro impacto en la contaminación y consumo del agua lo más importante es comprar menos productos, esto reduce la cantidad de productos que se fabrican, por lo tanto reduce la cantidad de agua que utilizan las fábricas.

 

¿Por qué es importante reducir la Huella Hídrica? Porque al reducirla, ayudamos a que esté disponible una mayor cantidad de agua que se puede utilizar para consumo o mismo para prevenir la sobreexplotación del recurso hídrico. 

1.JPG
2.JPG
3.JPG
4.JPG
5.JPG
6.JPG